Quizás la decoración clásica navideña te aburra y quieras decorar tu casa de manera diferente este año, dándole una vuelta de tuerca a los elementos clásicos que decoran nuestros hogares en Navidad. A continuación te proponemos algunas ideas para que dejes volar tu imaginación y crees tu propia decoración navideña.

El árbol de Navidad es un elemento central de la decoración navideña, pues bajo el abeto Papá Noel deja sus regalos durante la noche del 24 de diciembre mientras los niños lo esperan con ilusión. ¿Qué te parecería crear tu propio árbol navideño sobre las paredes de tu salón? Si vives en el campo o cerca, te proponemos que este fin de semana aproveches para dar un paseo y recoger ramas de árboles. Con estas ramas podrás dar vida a un original diseño de árbol navideño, coronado con una estrella elaborada con hojas y diminutas ramas. Para adornarlo, utiliza una guirnalda iluminada y coloca pequeños adornos como piñas, copos de nieve plateados, bolas de Navidad o corazones.

Fotografías del blog Delikatissen y Reciclart.

¿No tienes ramas a mano? No te preocupes, porque también puedes crear tu propio árbol a partir de una tela. Escoge una tela blanca que sea lo suficientemente rígida como para sostenerse sobre la pared sin arrugarse al colocar sobre ella una guirnalda de estrellas plateadas y recórtala en forma de abeto. También puedes coger unas ramas de acebo y colocarlas sobre la tela con pequeños imperdibles. A los pies del árbol, un original lienzo con las letras desordenadas nos desea felices fiestas y un próspero año nuevo.

Si te gustan tanto las estrellas, que no te conformas sólo con tener una que corone tu árbol, te proponemos un sencillo DIY. Con varios trozos de cuerda y adornos en forma de estrella, puedes crear unas originales guirnaldas DIY y crear una auténtica lluvia de estrellas sobre las paredes de tu casa.

Fotografías de Reciclart y La Buhardilla Design.

Fotografías de Reciclart y La Buhardilla Design.

Y si no quieres dejar tus regalos bajo el árbol ni en un calcetín en la chimenea, te propones que crees un original colgador en el que dejar los regalos para toda la familia. El colgador puedes crearlo adquiriendo siluetas en madera de diferentes animales y ciudades. Si no las encuentras en este material, puedes hacerlas tú mismo con trozos de tela o cartón forrado con papel de colores. Más abajo coloca una rama de la que colgarán los regalos, adornados con guirnaldas.

Ahora que ya te hemos ayudado a vestir las paredes de tu casa de Navidad, aprovechamos para desearte: ¡FELICES FIESTAS!