El cabecero, además de proteger la ropa de cama y la pared, es un elemento clave en la decoración del dormitorio. Se trata de una pieza clásica y funcional que, con el paso de los años, se ha convertido en un imprescindible a la hora de marcar el estilo del espacio de tu hogar destinado a la tranquilidad y al descanso. Descubre en este post las propuestas más originales de cabeceros de cama.

Cabeceros con cojines
¿Por qué no quitar las almohadas de la cama y ponerlas en la pared? Selecciona unos cuantos cojines del color adecuado, cuélgalos en la pared y convertirás un cuarto normal y un tanto aburrido en un espacio con carácter y personalidad.


Cabeceros con puertas
Los materiales en desuso pueden resultar una buena fuente de inspiración y reutilizarlos de forma creativa aportará el punto de originalidad a tu hogar. En este caso, una puerta antigua personalizada y convertida en cabecero de cama generará una doble sorpresa. Sin duda, un cabecero hecho a partir de materiales reciclados dotará de encanto y estilo a tu dormitorio.


Cabeceros de madera natural
¡Nos encanta la combinación de diseño moderno con un toque rústico! En un dormitorio de look industrial de paredes blancas, la madera contribuye como elemento orgánico que no puede faltar. Estos cabeceros de madera aportan, sin duda, una pincelada de naturalidad al dormitorio y dan calidez al espacio.


¿Quieres estrenar el año dando un nuevo aire a tu dormitorio? ¡Empieza por el cabecero de la cama! A partir de estas ideas, ya puedes crear un espacio lleno de estilo e identidad.