Hadas, bailarinas, castillos, princesas de cuento… al el dormitorio de una niña solemos inspirarnos en mundos de fantasía que con un poco de imaginación podemos hacer realidad.

Para elegir los colores de la habitación la opción más acertada está entre el clásico rosa, el lila, o colores crema. El papel pintado es una alternativa a la pintura muy recomendable, que podemos encontrar en múltiples modelos combinados en rayas de colores, con estampados de estrellitas o pequeños lunares. Para darle un toque mucho más original una solución es recurrir a la los murales los cuales puedes personalizar con grandes castillos, bosques encantados o princesas, para crear un auténtico mundo de cuento.

Lo más fácil es elegir una temática para la decoración, de esta forma simplificas la elección de los elementos decorativos. Si quieres que tu hija sea toda una princesa, elije cortinas en gasa o tul de color rosa e incluso una cama con dosel que puedes adornar con divertidos cojines con plumas en colores pastel que combinen con el , o una gran carroza al más puro estilo del cuento de “La Cenicienta” que se convertirá en su sitio de juegos favorito.

En cuanto a la iluminación existen lámparas infantiles que imitan la forma de candelabros para darle un toque más “palaciego” a la estancia. Los espejos proporcionan una sensación de amplitud para aquellos dormitorios de niñas con un espacio reducido, e incluso la colocación de un vinilo es una opción de lo más acertada para ampliarla visualmente. Un pequeño tocador servirá también como mesita auxiliar y le dará un estilo muy chic a la habitación de princesas, junto a un joyero donde la princesa de la casa podrá guardar todos sus pequeños tesoros.

No hay que olvidar colocar una gran alfombra que ocupe casi la totalidad de la habitación, es importante que esté compuesta de un tejido especial que no atraiga el polvo y que se pueda limpiar fácilmente. Además de complementar la habitación de princesas otorgará una  sensación de confortabilidad.

Los cuadros sencillos en colores claros con detalles infantiles son otro elemento que podemos incluir para la decoración de paredes, y para las ventanas pequeños vinilos de motivos florales que brindarán el toque definitivo para decorar el dormitorio de una niña y convertirla en un mundo mágico.