Los niños crecen y su carácter va cambiando, así que llega un momento en el que quieren hacer cambios en la decoración de su dormitorio infantil. Tal vez tu hijo tenga muy claro lo que le gusta y le apetezca decorar su habitación con elementos decorativos de su superhéroe favorito, con pósteres del grupo de música del que se sabe las canciones de memoria, con piezas que le hagan sentirse en medio de un bosque, incorporar sus juguetes a la decoración…¡las opciones son infinitas!

Por si no tenéis las ideas claras y os encontráis algo perdidos, en este post os hacemos algunas propuestas para renovar la decoración de una habitación infantil.

1. Papel pintado. El papel pintado es una forma sencilla de dar un twist a la decoración de un dormitorio infantil, porque permite cambiar por completo la estética de la habitación con un solo cambio. Alegres montañas con pájaros cantores y formas vegetales de alegres colores, con un poco de maña y algo de cola, escoged juntos el papel pintado que más os guste.

2. Fotomural. Los fotomurales son otra opción para decorar las paredes de su dormitorio y existe una gran variedad de propuestas, así que tal vez lo más complicado sea decidirse por uno. Los aventureros pueden decorar sus paredes con un mapamundi, con el que planificar los lugares que les gustaría visitar en un futuro. Los amantes de la naturaleza, imaginarse que se encuentran en las profundidades del océano o en una galaxia muy lejana, con los fotomurales de Star Wars. Los apasionados del deporte rey, pueden sentirse como en las gradas de un campo de fútbol. ¡Imaginación al poder con esta decoración de pared!

3. Pintura. Al oír pintura puede que hayas pensado que es una opción muy aburrida, pero debes abrir tu mente. Combina dos tonalidades de pintura, pintad en zigzag y cread montañas sobre las paredes de su cuarto. Uníos a la tendencia half-painted y dad color únicamente a parte de las paredes. Divertíos con las formas geométricas: cuadrados, círculos, rombos, triángulos…pueden convertirse en el elemento central de la decoración. El cabecero de la cama puede ser de pintura por ejemplo, ¿qué os parece la idea?

4. Decoración con mensaje. Los mensajes inundan desde hace algunos años cojines, láminas, cajas, vinilos…así que por qué no escoger algunos de estos elementos para complementar la decoración de su habitación infantil. Además, podéis mezclar diferentes tonalidades, desde las más vivas hasta las más oscura, según sus gustos. ¿Quién dijo que el negro no es un color para un dormitorio infantil? Sobre gustos no hay nada escrito, ¿verdad?

5. Vinilos. Colocar el papel pintado, coger la brocha de pintura o escoger con tu hijo varios elementos de decoración te parece una tarea complicada. Existe una opción más fácil para hacer un pequeño cambio, los vinilos decorativos. Mariposas, flores o cocodrilos pueden colarse en su cuarto en forma de vinilo. Sólo tendréis que pegarlo con cuidado sobre la pared y ya está. ¡Fácil y rápido! ¡Un cambio exprés!

¿Qué opción os apetece más para cambiar la decoración infantil? Un gran cambio o un pequeño detalle que pueda cambiarlo todo, la decisión es vuestra.

En nuestro blog puedes encontrar más ideas decorar paredes, con ideas para renovar la decoración de los diferentes cuartos de tu casa.