La familia va a crecer dentro de poco y te encuentras ante el lienzo en blanco de la nueva habitación para tu bebé. ¡Qué no cunda el pánico! Primero hay que pensar en los tres básicos imprescindibles del cuarto de un bebé: cuna, cambiador y armario. Las mamás con presupuestos ajustados pueden ahorrar dinero, por ejemplo, comprando una cuna que más tarde el niño pueda utilizar como cama durante algunos años y utilizando la parte superior de la cómoda como cambiador. Además, el armario es básico para el almacenaje pero a medida que el bebé vaya creciendo necesitarás más muebles para almacenar sus juguetes y juegos.

Mini mural Winnie Pooh

En cuanto a los complementos de decoración, elige textiles de materiales antialérgicos y que no atrapen polvo. Otro punto importante es que sean fácilmente lavables o que directamente puedan lavarse en la lavadora, para que el bebé pueda divertirse jugando y tú no tengas que sufrir frotando. Para cuando empiece a gatear o dar sus primeros pasos, es recomendable poner una alfombra en el suelo de la habitación para que pueda jugar sobre ella.

Utiliza los complementos para personalizar la habitación de tu bebé. Decora las paredes de su cuarto con un infantil de un clásico infantil como el osito Winnie the Pooh de Disney. Este mini mural es perfecto para decorar un dormitorio infantil por la delicadeza de sus tonos, que podrás combinar tanto con vivos colores como con tonalidades pastel.

Otra opción es decorar su habitación con un bonito mensaje de buenas noches, acompañado de un grupo de estrellas. Un texto impreso sobre tablones de madera que al unirse forman un bello marco para este mensaje, que podrás colocar fácilmente sobre la pared o apoyado sobre un mueble. La fotomadera Sueños está disponible en azul y rosa, pero puedes personalizar el mensaje y el color del texto impreso sobre madera si quieres.

La iluminación es también muy importante. Lo mejor es contar con una lámpara principal y una lámpara de pie que proporcione una luz tenue, para que puedas entrar en su cuarto mientras esté durmiendo y no lo molestes. ¡Dulces sueños!

¿Te interesa la decoración infantil? Descubre más artículos en nuestro blog.