Como ya comentamos en este post, lo natural es tendencia este año. Naturaleza es sinónimo de vida y dinamismo y gracias a los fotomurales con estampados naturales podrás dar color a tu vivienda de forma fácil y económica. Descubre qué opciones te ofrecen los murales para dejar que la naturaleza ocupe las paredes de tu hogar y elige aquella que mejor se adapte a tu estilo.

Materiales naturales

El mármol ha vuelto y con fuerza. Consigue una económica pared de mármol con un fotomural y tu salón ganará elegancia con este material único caracterizado por sus manchas y vetas de colores variados. Además, su versatilidad hace que combine a la perfección con otros materiales, muebles y accesorios del hogar hechos de piel, madera, plata o cobre. ¿Prefieres una pared de madera? Añádele un toque de color y desgaste y tu dormitorio ganará en calidez y singularidad.

marmol madera

Naturaleza relajante

Las imágenes naturales son ideales para las paredes del dormitorio ya que crean un ambiente de calma que transmite paz y tranquilidad. Una fotografía con unas bonitas nubes o con unos delicados dientes de león es muy recomendable para colocar en el cuarto de dormir. Sin duda, ayudarán a tu mente a desconectar del ajetreo del día a día de la ciudad. ¿Qué te parece dormir con unas bonitas palmeras de fondo? El acabado tipo acuarela le da una textura extra que ayuda a generar la sensación de relax en el espacio.

fotomural naturaleza relajante

Naturaleza inspiradora

Para los amantes de la naturaleza, los fotomurales son perfectos para dejar volar la imaginación. Escoge los paisajes más bonitos que nos ofrece el planeta y huye de la rutina sin salir de casa. Disfruta, desde la cama o el sofá, de imágenes inspiradoras que, además, aportarán un toque original y lleno de vida a tu hogar. Las propuestas son muy variadas y, en función del acabado y de los colores, crearás un ambiente único en cualquier espacio de la vivienda.

fotomural naturaleza

Un fotomural es una alternativa sencilla para llenar tu hogar de naturaleza. Además, estimula la imaginación, engrandece los espacios y añade calidez y textura. En definitiva, un recurso con opciones casi infinitas que se adaptan a todos los gustos que dará un carácter único a cualquier interior.