Conseguir que nuestro hogar se parezca a una casa situada en plena naturaleza es posible gracias a la decoración rústica, la cual se inspira en los espacios naturales de las casas campestres para convertir cualquier estancia en un sitio amplio y acogedor.

La decoración rústica es muy típica de los países nórdicos, y se caracteriza en primer lugar porque utiliza materiales que provienen de la naturaleza como la o la para los muebles, el suelo e incluso las paredes y los techos. Una buena opción es colocar algún papel de pared o que simule una pared de piedra por ejemplo. Para crear un ambiente típicamente campestre en alguna de nuestras estancias, como por ejemplo un salón hay que tener muy en cuenta la luz, para la cual ubicaremos pequeños puntos con el fin de que aporten una luz suave y tenue, para ello son muy prácticos los apliques.

A la hora de elegir una combinación de colores acordes con el estilo rústico siempre acertarás con los colores tierra, pero si lo que quieres es algo un poco más moderno puedes optar por la combinación de rojo y verde para muebles, mantas, alfombras, sillones, hasta para el papel pintado, perfecto para conseguir texturas diferentes.

La cerámica es el material más utilizado para los elementos decorativos tales como jarrones o vajillas. Los cestos de mimbre son otro de los elementos que podrás aprovechar como espacio de almacenaje, y que además puedes colocar en cualquier rincón sin que ocupen demasiado espacio.

Para las cortinas no olvides elegir una tela acorde con la decoración rústica, en este caso escogeremos visillos de lino en color claro para aportar más luminosidad y frescura  a la estancia, para tapizar las sillas y sofás optaremos por motivos florales o geométricos, en cualquier caso siempre en colores oscuros. Una buena idea es optar por un vinilo con un diseño en el que aparezcan flores para realzar el estilo y que puedes colocar en un rincón estratégico de la casa.

Las vigas de madera son otro de los elementos que caracterizan la decoración rústica y que podemos poner tanto en el salón como en un dormitorio e incluso en una cocina. Además una de las ventajas que ofrece este tipo de decoración es que puedes aprovechar viejos muebles de madera que podrás restaurar, de hecho hoy día podemos encontrar en el mercado productos que permiten cambiar el aspecto de la madera transformándola en una madera con aspecto más envejecido.