A todos nos ha rondado por la cabeza esta duda acerca de qué colores utilizar para la decoración de las paredes de una nueva casa. Hoy vamos a centrarnos en dar respuesta a una de las grandes preguntas: ¿de qué color pintar un dormitorio? El dormitorio es el ‘santuario’ de nuestra casa, el espacio de relajación en el que desconectamos y descansamos cada noche. Así que es importante realizar la elección adecuada para el color de las paredes de tu dormitorio.

Una investigación realizada de la cadena hotelera Travelodge sobre las sensaciones que experimentaron los clientes al dormir en habitaciones cuyas paredes estaban pintadas de diferentes colores, nos guiará para no equivocarnos en nuestra elección.

Atento al top 5 de los colores que deberías utilizar para pintar las paredes:

1. Azul. La tonalidad del cielo y el mar, que nos transmite calma e invita a la relajación. Cualquier tonalidad azul suave te ayudará a conciliar el sueño y descansar mejor.

Colores-dormitorio

2. Amarillo. Puede parecer contradictorio pensar que el amarillo es un color relajante, porque por ejemplo está asociado a la mala suerte en el teatro, pero…el amarillo es el color relacionado también con el sol y sus cálidos rayos. Las tonalidades amarillas, por su calidez, ayudan a crear dormitorios acogedores.

3. Verde. El color de la hierba fresca y de la naturaleza transmite positividad y frescura. Pintar las paredes de un dormitorio con tonalidades verdes suaves, como el verde menta, hará que te levantes de mejor humor.

Colores-dormitorio-2

4. Plateado. Las tonalidades metalizadas siempre dan un aire sofisticado y lujoso a la decoración de un dormitorio. Además, el estudio reveló que los huéspedes que durmieron en habitaciones de tonalidades plateadas tenían más ganas de practicar deporte. Así que ya sabes, si te da pereza coger la bolsa de deporte o ponerte las zapatillas de running, prueba a pintar las paredes de tu dormitorio de este color.

5. Naranja. Las tonalidades naranjas, igual que las amarillas, pueden parecer contraindicadas para descansar bien. Una vez más, estamos equivocados, porque el color naranja suave es cálido e invita a nuestro cerebro a relajar los músculos. Y con los músculos relajados se descansa mejor, ¿verdad?

Ahora ya sólo te queda decidir de qué color pintar tu dormitorio en función del color que mejor te ayude a conciliar el sueño o a ser activo. Deshazte del blanco en tus paredes, porque esta investigación reveló que los huéspedes de los dormitorios con paredes blancas eran unos auténticos workaholic. ¡Convierte tu dormitorio en un espacio para el descanso y disfruta de sueños relajantes!

Y si necesitas más consejos e inspiración para dar color a tus paredes, pásate por nuestra categoría de pintar paredes 😉